Entre las caídas del peso y COVID, ir al médico privado sale cada vez más caro

La escasez de medicamentos en el país ha provocado que la gente recurra al sector privado, sin embargo, no todas las personas pueden costearlo.

El costo de la atención médica privada en México cerrará el año con un alza de 19 por ciento, debido a la depreciación del peso frente al dólar; la alta demanda en el sistema de salud pública por casos de COVID-19, y la escasez de medicamentos y suministros hospitalarios importados, proyectó una encuesta realizada por Willis Towers Watson.

La consultora estimó que el costo de la atención médica a nivel global seguirá en aumento ante la aparición de nuevas cepas de COVID-19, como ómicron. Se espera que este rubro cierre el 2021 con un aumento de 8.1 por ciento en el mundo.

Por regiones, América Latina tendrá el incremento más alto en la demanda de servicios médicos privados al concluir el año, con 13.18 por ciento. Le siguen Medio Oriente, con 10.9 por ciento, y Norteamérica, con 9.7 por ciento.

En el caso de México, según la encuesta global, se espera que termine 2021 con un incremento de 19 por ciento; mientras que para el siguiente año baje ligeramente a 18.6 por ciento.

“COVID-19 ha producido el mayor impacto en la variación de tendencias médicas globales que ha visto la industria y prevemos que se extienda hasta 2022 y más allá. Los países y los empleadores están experimentando el impacto de una recuperación en la demanda de servicios médicos regulares que ocurrirá en 2021, mientras que, para otros, esto podría no suceder hasta 2022 o 2023″, señalaron expertos de la compañía global.